¿Por qué decimos que el confort de RADIANT® es insuperable?

La obtención del confort no significa de proveer calor al cuerpo, sino más bien el controlar cómo el cuerpo pierde calor. Cuando las condiciones del ambiente permiten que el calor de una persona se pierda a la misma velocidad que se genera, esa persona se siente confortable. Si el calor se libera más rápido ó mas lento que como se produce, se siente algún grado de disgusto.

El medioambiente afecta en forma significativa el proceso por el cual el cuerpo humano pierde calor. Por ejemplo, la mayoría de la gente no se siente a gusto un una habitación que tenga muchas superficies frías como ventanas grandes, aunque la temperatura sea de 21°C. Para un confort optimo, el ambiente interior debe proveer un balance apropiado de temperatura del aire y de las superficies, así como una humedad relativa que regulan los varios procesos por los cuales el cuerpo pierde calor.

Los sistemas de calefacción hidrónicos como RADIANT® bien diseñados controlan la temperatura del aire y de las superficies de las habitaciones y permiten mantener un confort óptimo. Los emisores de calor hidrónicos como los pisos o techos radiantes elevan la temperatura promedio de las superficies de la habitación. Debido a que el cuerpo es especialmente sensible a la perdida de calor radiante, estos emisores térmicos aumentan en forma significativa el confort. Por otro lado, los niveles de humedad confortable son mas fáciles de mantener en edificios calentados de forma hidrónica.

El grado de confort para un individuo dado esta determinado por varios factores tales como su nivel de actividad, su edad y su estado general de salud. Cuando varias personas viven o trabajan compartiendo un espacio común, cualquiera podría sentir demasiado frío o calor o estar bien. Los sistemas que permiten que un edificio pueda mantener varias zonas a diferentes temperaturas se pueden adaptar a las necesidades de confort de varios individuos. Aunque los sistemas de aire forzado y los hidrónicos permiten la zonificación, en los últimos es mucho más fácil de controlar.