¿Porque el sistema de calefacción RADIANT® es de Operación limpia?

Una queja muy común acerca de la calefacción de ventilación forzada es su habilidad de mover polvo y otros contaminantes del aire como polen, y humo a todo el edificio. Es muy común observar estrías de polvo alrededor de de los difusores del techo o paredes, esto es debido a que el equipo de filtrado de aire es ó de baja calidad o pobremente mantenido. Eventualmente los sistemas de ductos requerirán limpieza interior para remover polvo y hongos que se han acumulado durante años de operación.

En contraste, pocos sistemas hidrónicos involucran la circulación forzada de aire. Los que lo hacen crean circulación del aire dentro de la habitación más que en todo el edificio. Esto reduce la dispersión de partículas aéreas, lo que es un gran beneficio en situaciones donde la limpieza del aire es imperativa, como la que requieren personas con alergias ó en unidades de cuidado a la salud.