¿He escuchado comentarios que el sistema de piso radiante es más eficiente en el consumo de energía, pero porque alguna gente se queja que su sistema radiante les cuesta una fortuna operarlo?

Es verdad que los sistemas de calefacción radiante pueden operar a un costo de 25 a 50% menor que los sistemas convencionales de aire forzado, siempre y cuando sean diseñados e instalados apropiadamente y que se encuentren en buenas condiciones de operación.

Cuando se comparan los dos sistemas de calefacción de dos casas separadas, es importante recordar que no todos los factores son iguales. La estructura y materiales de construcción juegan un gran papel en la determinación de los costos promedio de calefacción, asimismo el diseño de los sistemas y los requerimientos individuales y el conocer si el sistema radiante está operando apropiadamente o no. Algunas casas tienen hasta cuatro veces mas perdidas de calor que el promedio de las construcciones de hoy en día, con poco o ningún aislamiento y con grandes áreas con ventanas de vidrio. Lo que el sistema debe compensar para calentar en forma adecuada es muy diferente de lo que puede requerirse para otro tipo de construcción. Muchas casas viejas se construyeron durante tiempos en que la energía era barata y la eficiencia del sistema de calefacción no era un factor crítico. Con todas las condiciones equivalentes, los sistemas de calefacción radiante mantienen los costos de operación más bajos.

Otra razón para tener altos recibos de energía cuando se comparan dos estructuras similares son las condiciones de operación de los sistemas. Un sistema puede tener un calentador poco eficiente, o con una presión no adecuada, generando una circulación ineficiente, o un bloqueo de aire en el sistema de tuberías, o ajustes inadecuados en los sistemas de control. La primera acción a realizar con un sistema existente cuando se tengan recibos con altos costos es hacer que un profesional inspeccione el sistema. Un profesional de sistemas radiantes puede identificar el los problemas potenciales y corregirlos. Otro factor que determina la eficiencia de un sistema es el diseño mismo: ¿la fuente de calor proporciona la potencia requerida por la estructura en tiempo y con eficiencia?; ¿existe suficiente cantidad de tubería instalada para reponer el calor perdido por la estructura?;¿el sistema de tuberías esta realmente embebido en el firme de concreto?